Green Loop
Home > Uncategorized > [Marzo 07 de 2013]Findeter busca motivar el cálculo de carbono en las empresas.

[Marzo 07 de 2013]Findeter busca motivar el cálculo de carbono en las empresas.

Cualquier institución que tenga un establecimiento físico tiene un impacto en el medio ambiente, Incluso las empresas  del sistema financiero.

Por esa razón, Asobancaria, además de algunas de sus afiliadas como Bancamía, Bancóldex, Bancolombia, Banco Colpatria, BBVA Colombia, Citibank Colombia, Davivienda, Finamérica, Findeter, Helm Bank y Scotiabank Colombia, suscribieron a mediados de 2012 el Protocolo Verde. Es una alianza con el Gobierno Nacional que busca promover el consumo sostenible de los recursos de este tipo de entidades, la financiación de programas de crédito e inversión que busquen la protección del medio ambiente y el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Debido a este enfoque de sostenibilidad ambiental, Findeter decidió implementar el cálculo de la huella de carbono dentro de sus políticas empresariales. Jessica Jacob, directora de responsabilidad social y ambiental de la firma, afirmó que el primer paso para mitigar el cambio climático es saber cuál es el impacto directo de una compañía en él.

El protocolo internacional de medición tiene tres alcances. El primero abarca a las emisiones directas de fuentes que son propiedad de la empresa  o están controladas por la misma, como las emisiones provenientes de la combustión en calderas, hornos y vehículos.

El segundo alcance incluye las emisiones de la generación de electricidad adquirida y consumida por la empresa. Por último, las emisiones del alcance tres son consecuencia de las actividades de la empresa, pero ocurren en fuentes que no son propiedad ni están controladas por la empresa.

Mauricio López, director de la Red Colombiana del Pacto Global, afirmó que los cálculos de la huella de carbono y de la huella hídrica forman parte de los tres pasos de una estrategia destinada a que las empresas sean sostenibles con el medio ambiente. “La primera es la etapa de diagnóstico en la que se sabe cuál es el valor de las emisiones, después pasamos a la mitigación en la que se busca saber cuáles son los usos adecuados de los recursos que deben tener las firmas”. En este segundo paso, López destacó que las medidas que pueden tomar las empresas son el de la automatización de los grifos y sanitarios, además de la iluminación y el servicio de aire acondicionado. “Las compañías también están optando por aprovechar las fuentes de luz naturales, la implementación de terrazas verdes, incluso las jornadas de teletrabajo son medidas que contribuyen a mitigar el impacto ambiental”.

Como estas estrategias no mitigan completamente el daño, la última etapa es su compensación, a través de la compra de ‘bonos de carbono’ y la siembra masiva de árboles, estrategia que Findeter implementó con el proyecto Chocó-Darién.

Mediante el programa ‘Ciudades Sostenibles y competitivas’ la firma también busca promover estos tres pasos para contribuir a la conservación del ambiente.

El corredor de conservación Chocó-Darién se encuentra en la región del Darién y es el hogar de más del 10% de las plantas y especies animales del mundo, además de tener el mayor número de aves y anfibios registrado del planeta. El proyecto es de gran interés ambiental y social, ya que permite a comunidades afro- descendientes del Chocó Darién fomentar la conservación y preservación de los bosques de la zona, un ecosistema que tiene dos sitios declarados por la Unesco patrimonio natural, en donde la misma comunidad, preserva las 13.000 hectáreas de tierra que les fueron tituladas en el 2005. Este proyecto ganó certificación nivel Oro de la Alianza para el Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCBA), por los beneficios sociales y la protección de especies en vía de extinción.

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.
You must be logged in to post a comment.